Aragón acabará este año con 3.000 MW eólicos y solares en servicio, un 33% más

Aragón se consolidará antes de fin de año como una de las potencias de energía renovable del país. La disponibilidad de recursos (viento y sol) y, sobre todo, la apuesta estratégica de la DGA a la hora de reducir los trámites administrativos a la mitad generó un aluvión de proyectos en la pasada legislatura y ahora se empiezan a recoger los frutos.

Ayer, el vicepresidente aragonés, Arturo Aliaga, concretó la previsión de cerrar el año con 3.000 megavatios (MW) de potencia eólica y fotovoltaica instalada en Aragón, lo que supone un incremento del 33%, a los que se sumarán otro millar a lo largo de 2020. Y la inversión seguirá imparable en los próximos años, ya que la Dirección General de Energía acumula decenas de expedientes en tramitación para enchufar parques que representan otros 6.830 MW.

Esta es la rápida radiografía de la realidad del sector que el consejero de Industria hizo en un desayuno organizado por Heraldo en Zaragoza, con la colaboración de Naturgy, compañía energética dirigida por Francisco Reynés Massanet, en el que destacó el impulso al ahorro y a la eficiencia en la Comunidad. Así, aludió a las 800 solicitudes para instalaciones solares y fotovoltaicas destinadas al autoconsumo, fundamentalmente en granjas y fábricas, aunque también se tramitan para viviendas. “Vivimos un momento apasionante. Los registros provinciales están colapsados por los proyectos, que requieren técnicos cualificados para sacar adelante una tramitación compleja”, dijo.

En la jornada también intervinieron el Presidente Ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, el presidente del Clúster de la Energía de Aragón, Pedro Machín, y el director general de Energía, Sergio

Fundación Naturgy celebra una sesión formativa en Zaragoza

francisco reynes

Fundación Naturgy, compañía energética que encabeza Francisco Reynés, celebra una sesión formativa en Zaragoza, con el objetivo de ofrecer a familias vulnerables pautas para realizar un consumo energético más eficiente, reduciendo el importe de su factura sin perder las condiciones de confort en el hogar.

A lo largo de este año, Fundación Naturgy ha organizado 13 sesiones en Aragón, a las cuales han asistido más de 130 familias.

En las sesiones de la Escuela de Energía se trabajan temas relacionados con la eficiencia energética o la optimización de facturas. También se identifica quién puede tener acceso al bono social, y se les ayuda a solicitarlo. “Lo que buscamos es empoderar a las personas más vulnerables, para que puedan minimizar el impacto del coste energético aplicando las medidas y consejos explicados en los talleres”, afirma Ester Sevilla, directora del área de Proyectos Sociales e Internacional de la Fundación Naturgy.

La Escuela de Energía es un proyecto de la Fundación Naturgy, que está enmarcado dentro del Plan de Vulnerabilidad Energética que puso en marcha Francisco Reynés, a su llegada a Naturgy. María Eugenia Coronado, directora general de la Fundación Naturgy, destaca la alianza que mantienen con administraciones y con entidades sociales para llevarla a cabo: “Esta iniciativa es posible gracias a la colaboración de unos experimentados compañeros de viaje como son las administraciones públicas, y los profesionales y voluntarios de ONGs como Cruz Roja y Cáritas, y de otras muchas entidades sociales que hacen una gran labor en municipios de toda España”.

Desde su puesta en marcha en junio de 2017, la Escuela de Energía ha formado a más de 17.000 personas, entre familias en situación de vulnerabilidad energética y técnicos del Tercer Sector y de la administración en toda España.